001 002 003 004 005 006

VOLVER

COMBATE EL CALOR SIN DEJAR DE ENTRENAR

COMBATE EL CALOR SIN DEJAR DE ENTRENAR


Consejos para combatir el calor sin dejar de hacer ejercicio.


¿Cómo hacemos frente a las olas de calor y no parar de hacer deporte?


Si sientes que tienes que hacer un mayor esfuerzo para conseguir tus objetivos deportivos o notas que te cansas más fácilmente entrenando en el Club, tranquilo que tiene una explicación sencilla. En verano al subir la temperatura nos cuesta más hacer deporte, pero no tienen que ser un impedimento para seguir con tu rutina de ejercicios. Te damos unas recomendaciones para ayudarte a fatigarte menos cuando suben las temperaturas y evitar los temidos golpes de calor.

 


 Protección solar ¡SIEMPRE!


La crema solar, las gafas de sol y la gorra serán tus mejores aliados si sales fuera a practicar tu deporte favorito.

Ten en cuenta que no es lo mismo protegerse para ir a tumbarse al sol que para hacer deporte, esto debes tener en cuenta para escoger el protector solar que se adapta mejor a tus necesidades.



  Escoge la ropa deportiva más adecuada.


Te aconsejamos que optes por prendas de materiales transpirables y ligeros, que faciliten la ventilación.

Si vas a entrenar al aire libre, la ropa de colores claros también te ayudará, porque evitarán que el calor se concentre en nuestras prendas.


  Evita determinadas horas del día para hacer ejercicio físico.


Durante el verano es aconsejable hacer deporte o a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, ya que es cuando las temperaturas no son tan altas. ¡Recuerda! Es mejor evitar las horas centrales del día.



  Hidrátate.


Para combatir las altas temperaturas es esencial mantener un buen estado de hidratación. Bebe agua media hora antes de comenzar. También te aconsejamos beber bastante líquido mientras realices actividad física y al finalizar tu cuerpo te pedirá rehidratarte de nuevo para su completa recuperación.

El agua es esencial, pero también puedes probar con bebidas isotónicas, ricas en sales minerales que te darán el empujón que necesites.

  Refréscate.


No solo hay que hidratarse…. Mójate la cara, el pelo, la nuca, los brazos y las piernas, ayudará a evitar un golpe de calor o una fatiga prematura que te impida seguir con tu entrenamiento.


  Y lo más importante: Si no te encuentras del todo bien, ¡STOP!


Debemos escuchar siempre a nuestro cuerpo y sobre todo en verano más. Tenemos que estar alerta con las señales que nos lanza nuestro cuerpo. Si mientras entrenas te sientes muy cansado o fatigado y tu respiración se resiente en exceso, lo mejor es parar paulatinamente para evitar situaciones de riesgo.

 

¡Que nada te pare este verano!

 

 


¿Quieres disfrutar un día en UP Bilbao?

¡Regístrate!

Recibe tu invitación y todas las novedades de

UP BILBAO

Actividades Innovadoras, Promociones Puntuales, Master Class, Noticias sobre Entrenamiento, Nutrición, Belleza…¡Y MUCHO MÁS!

* campos obligatorios
/ /
He leído y acepto la política de privacidad